Dopaje en el CrossFit
Cara y cruz de la ciencia en el CrossFit: suplementos deportivos y dopaje

Casos de los atletas Ricky Garard y Lefteris Theofanidis

La elección del deporte y de un estilo de vida saludable por cada vez más parte de la población es un hecho. La evolución de las actividades físicas ha ido acompañada en las últimas décadas también por el desarrollo y la implementación de la ciencia en este ámbito, ofreciendo como uno de sus mejores aliados a los suplementos deportivos, capaces de complementar las rutinas de entrenamiento para sacar el máximo partido de estos.

Sin embargo, y como ha ocurrido en otras muchas disciplinas deportivas, el CrossFit también se ha visto salpicado por aquellos casos en los que dichos suplementos han sido utilizados por atletas de manera ilegal, cayendo en el oscuro pozo del dopaje. No solo figuras de primer nivel (Lance Armstrong o Ben Johnson) de diferentes deportes han sucumbido a las inmorales tentaciones del dopaje, lamentablemente el CrossFit también se ha visto afectado por ello.

El dopaje en el mundo del CrossFit

El CrossFit no se salva tampoco de los casos de dopaje. Como deporte de élite, y uno de los que en los últimos años ha incrementado de manera notable su flujo económico, también cuenta con ‘atletas’ que deciden saltarse las reglas y hacer uso de sustancias prohibidas con el único objetivo de obtener mejores resultados. Para ello, las competiciones de CrossFit llevan a cabo controles anti-doping a los atletas (muestras de orina o sangre) que son enviadas a los laboratorios de la WADA (Agencia Mundial Anti-doping) para su análisis. 

El dopaje en el mundo del CrossFit

Estos controles han demostrado ser necesarios y fiables, pues en los últimos años se han dado a conocer las ‘malas praxis’ de algunas figuras muy relevantes del CrossFit. La última de ellas en caer en las redes del dopaje ha sido el griego Lefteris Theofanidis, a quien se le detectó en su organismo un agente anabolizante prohibido y meldonium, un modulador metabólico también prohibido, por lo que se acordó sancionarle con cuatro años de inacción.

A él se le suman otros como Paul Perna, ganador en la categoría de Masters 60 en los CrossFit Games de 2019, quien también fue sancionado hasta 2023, o Ricky Garard, que en 2017 se le sancionó con una multa de 76.000 dólares y la retirada del título del tercer puesto en los CrossFit Games de ese mismo año, tras dar positivo en SARM, sustancias capaces de estimular de manera selectiva los músculos. 

Beneficios y riesgos de los suplementos deportivos

Está más que demostrado que la alimentación es uno de los pilares básicos de la actividad deportiva, ligándose totalmente a su éxito. Llegados a este punto, desde hace décadas se ha normalizado el consumo de suplementos deportivos cuya meta es reforzar y mejorar los resultados que se obtienen de los entrenamientos.

El aumento de fuerza y resistencia, y la reducción de la sensación de fatiga suelen ser los principales objetivos a conseguir con el consumo de dichos suplementos, siempre bajo la supervisión de un profesional de la nutrición.

¿Qué toman los atletas de CrossFit?

– Proteínas: Suele ser la protagonista de las dietas deportivas, algo por encima de los carbohidratos y las grasas. Los suplementos proteicos se suelen utilizar además de para ganar masa muscular, para aumentar el rendimiento y favorecer la recuperación muscular (lo que también ayuda a prevenir lesiones). El consumo diario de proteínas para deportistas ronda los 2 gramos por kilo, destacando alimentos como el huevo, la carne, legumbres o frutos secos.

– Creatina: Este ácido orgánico facilita la formación de ATP (Adenosín Trifosfato), que es la molécula encargada de generar energía durante el ejercicio mediante su descomposición. Los suplementos deportivos ricos en creatina pueden ayudar además a prevenir la pérdida muscular.

Estos suplementos deportivos, entendidos como un complemento para la alimentación, presentan muchos beneficios para nuestro organismo. Sin embargo, si se hace un mal uso de ellos, pueden acarrear serios problemas a nuestra salud.

El consumo en exceso de estos suplementos deportivos, por ejemplo, puede conllevar problemas cardiovasculares, renales e incluso óseos. Además, otra de los peligros que conlleva es la creencia de que estos suplementos son sustitutivos alimenticios, deparando en ellos un milagro que nunca llega y abandonando una dieta equilibrada.  

Visita la web de Bileven.

Deja un comentario