Los beneficios del CrossFit para mujeres

Los beneficios del CrossFit para mujeres

El CrossFit es una actividad deportiva beneficiosa durante el embarazo

Afortunadamente, la evolución que el CrossFit está experimentando en los últimos años supone, además de la lógica apertura hacia una sociedad que progresivamente se anima a conocer de primera persona una práctica deportiva tan atractiva como ‘adictiva’, que la igualdad entre hombres y mujeres haya encontrado otro asidero sobre el que apoyarse.

Y es que el CrossFit no solo refleja la paridad de género en la propia práctica de esta disciplina deportiva, sino que además deja bien claro los múltiples beneficios que esta actividad puede aportar a las mujeres, ya que es una actividad deportiva beneficiosa durante el embarazo, y que aún tienen que enfrentarse a falsos mitos a la hora de unirse a una comunidad crossfitera.

embarazadas crossfit

El número de mujeres que deciden practicar CrossFit como deporte crece día a día, tumbando la creencia de que esta es una actividad masculina y dirigida únicamente a hombres.

La igualdad entre sexos a la hora de practicar CrossFit se hace más que evidente cuando se echa un vistazo a los ejercicios que componen los entrenamientos, pues no hay ningún tipo de distinción entre hombres y mujeres, siendo la única diferencia existente a la hora de realizarlos el peso con el que se trabaje.

Cada vez son más las mujeres que optan por el CrossFit como deporte de referencia. Quizás por mostrar unos resultados (no sin esfuerzo, por supuesto) visibles ya a los pocos meses de entrenamiento. La mejora en fuerza y resistencia se ve complementada con dos de los grandes objetivos que cualquier persona busca a la hora de comenzar a realizar una actividad deportiva  la pérdida de grasa y la tonificación del cuerpo.

Los ejercicios cardiovasculares, anaeróbicos y aeróbicos deben combinarse con una alimentación y descanso adecuados para conseguir unos resultados eficaces, sin olvidar por supuesto seguir las indicaciones del profesional que se encarga de guiarnos durante la práctica deportiva.

Aconsejable como ejercicio durante el embarazo

La práctica deportiva durante el periodo de gestación ha sido avalada por profesionales médicos desde hace décadas. Yoga, pilates o natación son algunos de los más recomendados, y pese a lo que una parte de la sociedad pueda pensar, el CrossFit también resulta aconsejable.

embarazo crossfit

Aunque se trata de una práctica deportiva que requiere de una intensidad mayor que las anteriormente citadas, el CrossFit también puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea y la capacidad pulmonar, así como mantener la forma física para hacer más llevadero el momento del parto. Por supuesto, la práctica del CrossFit durante el embarazo debe estar supervisada tanto por profesionales del deporte como por sanitarios.

El entrenamiento en el box debe adaptarse en todo momento, sin olvidar que la rutina que se puede realizar durante los primeros meses de embarazo no será igual que la de los últimos. La técnica y la respiración adquieren (aún más si cabe) una importancia máxima a la hora de realizar la actividad deportiva, para garantizar la seguridad tanto de la mujer como del feto en todo momento.

Síntomas característicos durante el embarazo como la fatiga o los calambres pueden ser mitigados con la práctica del CrossFit, que también ayudará a recuperar la forma física tras el parto con mayor rapidez y eficacia.

 

Falsos mitos del CrossFit

El crecimiento en popularidad del CrossFit ha hecho aflorar también, lamentablemente, muchas falsas afirmaciones o mitos que se dan por verdaderos por mucha gente, y cuyo consentimiento no ayuda a la buena imagen de esta práctica deportiva. Desde el alto riesgo de lesión que supone realizar esta actividad deportiva con respecto a otras, hasta el precio elevado que conlleva.

El CrossFit no va dirigido únicamente a atletas de alto rendimiento, y tampoco está orientado exclusivamente a la competición. De hecho, uno de los principales alicientes que anima a quien entra por primera vez a un box a repetir es esa sensación de superar las limitaciones de uno mismo.

Posiblemente, el falso mito más extendido que se atribuye el CrossFit es el que afirma que las mujeres que lo practican se vuelven ‘grandes’ y excesivamente musculadas. La ganancia de masa muscular será moderada, siempre y cuando se complemente con descanso y una dieta equilibrada. Y es que, al contrario de lo que mucha gente aún cree, la hipertrofia no es un ‘efecto secundario’ del CrossFit.

 

Regresar al blog