Las lesiones más comunes en el CrossFit

Las lesiones más comunes en el CrossFit

Los hombros, las rodillas y la región lumbar suelen ser las partes del cuerpo más castigadas por las lesiones, al estar presentes en la mayoría de ejercicios de la rutina de entrenamiento

El descanso, un buen calentamiento y una técnica correcta son algunos de los consejos para no ser víctima de las lesiones al practicar CrossFit

 

El auge del CrossFit en los últimos años, aunque ha servido para dar a conocer esta práctica deportiva a mucha gente que ahora disfruta con cada uno de sus WOD, también ha acarreado la proliferación de injustificados falsos mitos que se les acaban atribuyendo, como es el caso de la elevada probabilidad de sufrir lesiones con respecto a otros deportes. Aunque no se ha demostrado que el CrossFit conlleve un mayor riesgo de lesión, obviamente su práctica si se ve en ocasiones afectada por uno de los grandes miedos de todos los deportistas: las lesiones.

Lesiones crossfit

Las partes del cuerpo que más suelen sufrir dichas lesiones son los hombros, las rodillas y la zona lumbar, en parte por ser aquellas que más presentes están en las rutinas deportivas. Si lo que pretendes es estar el mínimo tiempo posible alejado del box por lesión, el descanso, un buen calentamiento y realizar los ejercicios con la técnica correcta y con el peso adecuado son algunos de los consejos a la hora de llevar a cabo la rutina de CrossFit. Si finalmente la lesión acaba produciéndose, unas cuantas sesiones de rehabilitación con profesionales de la fisioterapia asegurarán una correcta recuperación de las lesiones.

 

Las lesiones más comunes del CrossFit

Todo aquel que haya asistido al menos a una clase de CrossFit es consciente de la importancia de la técnica y la progresión en los ejercicios. La fuerza resulta inútil si no adoptamos la técnica adecuada, y del mismo modo, querer correr antes de saber andar nos puede jugar una mala pasada. Por ello, los coaches y profesionales del CrossFit juegan un papel fundamental en cada uno de los entrenamientos, sirviendo de guía para los deportistas.

La correcta ejecución de los ejercicios nos librará de más de un susto, pero en ocasiones será inevitable caer lesionado, y los hombros, las rodillas, la región lumbar e incluso las muñecas serán las partes de nuestro cuerpo donde más se concentren dichas lesiones. El levantamiento de peso y el estiramiento en exceso de tendones y ligamentos son las principales causas de que se produzcan lesiones en estas zonas.

 

Cómo prevenir las lesiones

El principal paso antes de iniciarse en el mundo del CrossFit es ser consciente del estado físico en el que se encuentra cada persona. Un control médico-físico determinará el nivel de nuestras capacidades base, para en adelante poder ir incrementándolas. Una vez entrados en materia, un buen calentamiento y estiramientos antes de iniciar la sesión de CrossFit nos ahorrará algún que otro disgusto en forma de lesión, sin olvidar por supuesto el necesario descanso que nuestro organismo demanda antes y después de cada sesión de entrenamiento.

La técnica de los ejercicios suele ser en muchos casos infravalorada, pero en ella reside no solo gran parte del éxito de los mismos, sino también la clave para evitar lesiones. El papel de los profesionales al respecto es fundamental, pues deben guiar a su ‘clase’. La progresión en la intensidad de los entrenamientos es otro de los factores clave para evitar lesiones, pues intentar realizar ejercicios con un peso superior al adecuado o más rápido de lo normal puede acarrear temidas consecuencias.

La visita al fisioterapeuta indicará que algo ha fallado en nuestro entrenamiento, pero será entonces cuando entendamos la importancia de su trabajo. La rehabilitación permitirá fortalecer aquellas áreas afectadas para que la recuperación de la lesión sea lo más eficaz posible.

https://youtu.be/93eG-by1EME

Visita la web de Bileven, la marca de ropa con sello murciano.

 

Regresar al blog